El Parque Nacional Sumapaz es uno de los tesoros más codiciados en el mundo, por ser la extensión más grande de páramos que existe en todo el globo terráqueo. Ubicado al sur de Bogotá y con cerca 330.000 hectáreas en su extensión, este páramo es una de las mayores fuentes hídricas de Colombia. Por otro lado, a menos de 30 kilómetros de distancia crecen a diario montañas grises que pueden ser una amenaza para este ecosistema.

El Relleno Sanitario Doña Juana ubicado en la localidad de Usme es el contraste a la majestuosa naturaleza que se puede encontrar en Sumapaz. Aunque su cercanía no es estrecha, este complejo de paramos se podría ver amenazado en un futuro lejano por el constante crecimiento de las montañas de basura que a diario crecen en el botadero de la ciudad.

Desastres ecológicos como el derrumbe de basuras de 1997 no solo ponen en riesgo a los habitantes del sur de la capital, sino también a todo el territorio que rodea este botadero entre esos: El Parque Nacional Sumapaz. La posible expansión de doña Juana (500 hectáreas más de las que ya están) perciben que el relleno prácticamente limitaría con los páramos.

Los páramos están amenazados por las basuras que en unos años llegarían a colonizar el hábitat de varias especies de animales en peligro de extinción como: el cóndor de los andes, el ojo de anteojos, algunos venados, entre otros. Eso sin mencionar el riesgo hídrico que afectaría no solo a Bogotá sino a gran parte del país.

Suma+Paz
Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter