Maria Margarita Duarte, docente del colegio La Estancia, de la localidad de Ciudad Bolívar, fue una de las tantas personas que se movilizó, este primero de noviembre, para exigir frente al Concejo de Bogotá, el cierre definitivo del Relleno Doña Juana.

Inaugurado el primero de noviembre de 1988. Al inicio solo contaba con 80 hectáreas que han aumentado a  600 hectáreas en 30 años de operación. Y que ahora el alcalde Enrique Peñalosa tiene planes de ampliar a 130 hectáreas más para disposición de basuras y 200 más para amortiguación ambiental,

Lo que daría un total de 930 hectáreas de relleno sanitario. Aumentando la utilidad hasta el año ‘hasta el año 2070

Las 600 mil toneladas que llegaban al basurero en años anteriores, hoy se han aumentado en tres días se consigue una torre de basura igual a la Torre Colpatria

Duarte afirma que cada año aumenta la cantidad de desechos sólidos que se vierten en Doña Juana y que la creciente demanda de lugar para arrojar basura es responsabilidad de todos

Al igual que ella estudiantes de Universidad Nacional y la Universidad Distrital, alzaron su voz para recordarle al Concejo de Bogotá  sus quejas frente a la tala de árboles indiscriminada,

Exigir que nuevas formas de tratamiento de residuos sólidos el relleno sanitario y que no se sigan permitiendo que más basura llegue a este lugar, porque de ser así se estaría afectando con el ecosistema y la población que ya sufre las consecuencias.

 

Plantón Frente al Concejo de Bogotá
Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter