Ser reciclador debería ser una de las más dignas labores que se hagan hoy en día. Trabajar con los residuos que a diario se desechan en los hogares no es nada fácil, pero en gran parte de Bogotá se deslegitima esta labor en todos los sentidos. Gran parte de la población colombiana a diario desecha a los que prestan el servicio social y ambiental de separar, reciclar y reutilizar.

Los recicladores son quienes tienen más historias que contar en el manejo de las basuras. Anteriormente su labor era mejor paga, tratada con mayor respeto y vista con una gran admiración; sin embargo, sectores de la clase alta colombiana vieron que el reciclaje tenía una visión de negocio a futuro.
El reciclaje en Colombia se monopolizó por unas cuantas cabezas de cuello blanco. Los recicladores perdieron las oportunidades y beneficios que se ganaban a diario con su trabajo además su labor tristemente empezó a ser vista como otra parte más de la basura.

La creación de grandes bodegas de almacenamiento de material reciclado y con ella una gran desvalorización en la ganancia de los recicladores de a pie; son las razones que deslegitimaron la labor de estos trabajadores.

Hoy en Colombia ser reciclador es visto con desprecio por gran parte de la sociedad, las personas que se dedican a esta labor son vistas con desprecio y llamadas penosamente como “Desechables”. Es labor de todos como ciudadanos dignificar este servicio que le prestan al ambiente y también a la sociedad, que trabajen con residuos no quiere decir que sean parte de ellos.

Esta labor  merece ser tratada con respeto como cualquiera otra profesión. Como ciudadanos debemos preocuparnos porque su trabajo a diario sea más productivo para todos y la mejor manera de ayudarlos es teniendo una conciencia en casa del reciclaje, la reutilización y la separación.

No Son Parte de la Basura
Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter